(ca) GUERRA SOCIAL EN BOLIVIA.

From "Juventudes Libertarias" <jjll_bolivia@hotmail.com>
Date Mon, 12 Nov 2001 16:46:03 -0500 (EST)
------------------------------------------------------------------------
________________________________________________
AGENCIA DE NOTICIAS A-INFOS
http://www.ainfos.ca/
________________________________________________
GUERRA SOCIAL EN BOLIVIA.
Tras la caída del sangriento General Banzer en agosto, asumió el poder el
vicepresidente Quiroga, para quien los medios locales construyeron una
campaña de mercadeo diseñada a embaucar a los incautos con una promesa de
mejores días - algo imposible en el capitalismo - su fracaso se ha
objetivizado en la denodada lucha que lleva acabo el proletariado boliviano
y que se ha intensificado desde inicios del 2000, no ha cesado de acudir a
la acción directa resistiendo al avasallamiento que el estado ha emprendido
usando de las mas extremas medidas capitalistas aplicadas en la historia.
Cuando el gobierno apostaba a embaucar con promesas a los trabajadores,
estos han reaccionado con una intensa movilización, siendo brutalmente
avasallados por el estado. El siguiente texto brevemente refleja el panorama
actual.
MINEROS ESTREMECEN AL PODER POLÍTICO. Miles de mineros provenientes de
diversas regiones de Bolivia iniciaron movilizaciones en pleno centro
político del país desde el cinco de noviembre. Durante cuatro días marcharon
por el centro de la ciudad haciendo explosionar potentes cargas de dinamita
exigiendo mejores condiciones laborales al gobierno, el cuál temeroso por la
sólida organización de estos y su determinación se apresuro a conceder la
mayoría de las pretensiones mineras. El pasado mes de junio una movilización
mucho mayor le arranco al gobierno del entonces Gral. Banzer promesas
similares, en gran parte por ello el máximo dirigente minero decía -
Retornamos a las minas, pero no satisfechos porque la lucha de clases sigue,
el sistema capitalista reina en el mundo, la apropiación de nuestro trabajo
permanece... vamos a volver -. Son mas de 55 mil obreros los que dependen
directamente de la minería chica y mediana, no cuentan con seguridad social
e industrial alguna y se hallan al borde del desempleo ante el avance de las
multinacionales mineras.
EL CHAPARE: ZONA DE GUERRA. El Chapare es una región tropical en el corazón
de Bolivia, que alberga a más de 35 mil familias indígenas dedicadas al
cultivo de coca para satisfacer la demanda del consumo tradicional y cuyo
excedente es usado por las mafias del narcotráfico en la elaboración de
cocaína. Contrariamente a lo que se pueda creer el cultivo de coca no es un
buen negocio, aproximadamente el ingreso anual de cada familia es de mil
dólares al año. En un país semiindustrializado es la única alternativa para
poder sobrevivir.
La erradicación de la coca es un objetivo político del gobierno de los
Estados Unidos. Respaldar ese objetivo, en Bolivia, ha sido para la mayor
parte de los gobiernos, un medio a través del cual buscaron alcanzar otros
fines: encubrimiento, relevancia política, impunidad, etc. El propósito (de
la erradicación) tiene poco que ver con las drogas, la salud pública, la
protección de la población más vulnerable, y mucho que ver con estrategias
de poder con resultados extraordinarios en cuanto a las asignaciones
presupuestarias para las burocracias nacionales e internacionales, pero con
muy pocos avances en la eliminación de las drogas.
La historia muestra desplazamientos y sustituciones de unas drogas por
otras, y su presencia, como elemento recreativo o ritual, en prácticamente
todas las sociedades. Ahora la cocaína ha empezado a ser desplazada de los
mercados ilegales por estimulantes artificiales que se fabrican dentro de
los Estados Unidos, y ya solamente está siendo consumida por unos 5 millones
de estadounidenses. Para los "narcos" de la cocaína el negocio está en
caída, no solamente por estos cambios en el consumo sino también porque
están vendiendo la droga cada vez más pura y más barata.
A pesar de todo ello el gobierno ha emprendido una campaña bélica contra las
35 mil familias cultivadoras de coca, desde hace tres semanas el Chapare ha
sido ocupado por 10 mil soldados y policías (el gobierno dice 6 mil) que
están actuando como un verdadero ejercito de ocupación. Allanamientos,
torturas sistemáticas, detenciones ilegales, secuestros, silenciamiento de
radios sindicales son la constante.
Los heridos ya suman mas de media centena, muchos de ellos graves, hasta el
momento conocemos de dos victimas mortales.
El campesinado se ha armado de piedras y palos para combatir a las armas de
fuego del estado y a partir del 6 de noviembre ha iniciado un bloqueo
carretero en el principal tramo del país, pero la ocupación militar de este
ha obligado a los campesinos a realizar bloqueos relámpagos y apuntar por el
desgaste del ejercito que ya enseña muestras de cansancio. El movimiento
cocalero ha advertido: ¡Kausachum coca, walluchum yankees! Cato o
colombianización, coca o muerte.
MASACRAN A CAMPESINOS SIN TIERRA. La madrugada del 8 de noviembre fue
testigo en el sudeste boliviano de una masacre llevada por paramilitares
contra campesinos del MST Movimiento Sin Tierra.
Las tierras cultivables son escasas en la región por lo que la hacienda
Pananti, que no cumplía función social alguna con sus 1.000 hectáreas, fue
tomada hace dos años por unas 180 familias de campesinos del Movimiento Sin
Tierra. Viviendo allá desde entonces.
Hace algunos meses una incursión de mercenarios apaleo brutalmente a varios
campesinos, en los últimos días un campamento de paramilitares se instalo en
la región, hecho que fue denunciado pero ignorado por el gobierno.
Ello permitió que en la madrugada del 8 de octubre cerca de 40 paramilitares
financiados por ganaderos y terratenientes, emboscaran a mas de 250
campesinos disparando indiscriminadamente y a quemarropa. Con el saldo de 12
campesinos asesinados (6 según el gobierno) con certeros tiros en el pecho,
lo que hace presumir la presencia de francotiradores. Otros 20 campesinos
resultaron heridos, 14 de ellos con impactos de bala en el abdomen y los
brazos, en la masacre un grupo de campesinos logro defenderse y ultimo a
golpes a uno de los agresores, aparentemente un terrateniente. Los hechos
sucedieron ante la actitud pasiva y cómplice de policías y militares de
elite designados en la región.
Como consecuencia de ello el MST rompió las negociaciones con el Ejecutivo y
ha convocado al bloqueo nacional de caminos en protesta por la masacre y en
apoyo a los cocaleros del Chapare.
Más aún, el dirigente del MST, Angel Durán, visiblemente nervioso y afectado
por los muertos dijo: "Hemos instruido armarse y responder para vengar la
sangre derramada". aseguró que quienes actuaron en la matanza son
paramilitares "armados por la Policía y los militares".
El MST surgió hace un año en el departamento de Tarija donde la presencia de
latifundios contrasta con la situación de alquiler de tierras, de
explotación de peones y jornaleros que viven en condiciones de
semiesclavitud. El movimiento se ha extendido a varios departamentos del
país y no solo se nutre de campesinos e indígenas, sino también de sectores
desplazados como mineros, albañiles, etc. El objetivo es ocupar los
latifundios improductivos con núcleos de trabajadores sin tierra,
actualmente existen 18, el más grande con 200 familias fue atacado en la
víspera.
Varios sectores laborales se han solidarizado con los campesinos y a la vez
llevan a cabo luchas particulares importantes, tal es el caso de los
trabajadores de la aviación, los profesores, los estudiantes universitarios
que ante la iniciativa del gobierno de acabar con la autonomía han salido a
las calles de la ciudad de La Paz a enfrentarse con la policía. En la ciudad
de Sucre el estado ha optado por cerrar la universidad publica.
Según declaraciones del dirigente de los cultivadores de coca, movimientos
indígenas y agrarios de toda Latinoamérica se aprestan a realizar la toma
física de cada embajada boliviana en el hemisferio.
Noviembre 11 del 2001.
Informa:
Juventudes Libertarias, Bolivia

jjll_bolivia@hotmail.com
www.nodo50.org/jjll.bolivia/jjll/jjll.index